En memoria de Adolfo Suárez – Santiago Santana Cazorla

Adolfo Suarez un Gran Ministro

Adolfo Suárez un gran Presidente

El presidente Adolfo Suárez y su equipo financiero lograron abrir la economía al Mercado Común Europeo, atrajeron la inversión extranjera, generaron confianza y corrigieron los fuertes desequilibrios que frenaban la actividad productiva de nuestro país. De su visita a Canarias, recuerdo su talante conciliador y su espíritu animoso para la incipiente industria turística que poco a poco se abría paso en aquella década de los setenta.

Sobra decir que Adolfo Suárez fue un excelente ejemplo de político responsable y respetuoso, que antepuso el interés general por encima de objetivos partidistas, ideológicos o electorales.

Ojalá su figura de consenso sirva para aquellos que buscan instrumentalizar los poderes del Estado con fines propios y que tanto daño causan al desarrollo y al progreso.

La verdad es que cuando recuerdo con mi familia o mis amigos aquellos años de inicio de la Transición, me lleno aún más de valor para continuar adelante. Se lo digo a las nuevas generaciones, a la cantera de jóvenes valores y emprendedores que salen ahora. En aquellos años, España sufría una fuerte inflación, un alto paro y un déficit importante en la balanza de pagos.

Si salimos de aquellas grandes dificultades, agravadas por la imagen que dio la vuelta al mundo con el intento de golpe de Estado del 81, podemos afirmar que tenemos futuro para muchos años.

Solo hace falta que nos dejen trabajar y que sean los empresarios los que tomemos la última palabra sobre el destino de nuestras inversiones y nuestra planificación.

Adolfo Suárez entendió ese concepto de la economía y de ahí nacieron muchas iniciativas al abrigo de los Pactos de la Moncloa. Gracias a su habilidad negociadora hubo reformas de calado que colocaron a España en el umbral del siglo XX.

Aunque recibió críticas e ingratitud, no me equivoco si digo que todos los españoles llevamos años profesándole respeto. Tuvo el acierto de saber elegir y de rodearse de un buen equipo de asesores y ministros económicos que pulieron un modelo de mercado abierto, sin demasiados intervencionismos y sin tanta burocracia administrativa.

Fue el artífice de la Marca España que tanto proclama hoy Mariano Rajoy. Reconocido dentro y fuera de España, se adelantó a los tiempos y su famoso “puedo prometer y prometo” fue una realidad en una Canarias con una situación muy delicada en lo político y en lo social. Nos escuchó con cercanía. Fue un político providencial para el Archipiélago. Estamos en deuda con él y merece todo nuestro tributo y recuerdo. Descanse en paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>